Mucho me temo que los talonarios como fórmula de comercialización en nuestro sector han pasado a convertirse en algo así como los dinosaurios, quiero decir que habitaron la tierra pero llego un meteorito llamado internet y termino con ellos.

Dentro de poco tiempo  hablaremos de los talonarios como “aquella  antigua forma de viajar”.

Hace unos años nadie se hubiera planteado un sector sin los Ibercheque, Bancotel, Hotelcolor  y los míticos bonos de Melia. Resultaron un impacto  muy importante en la cuenta de explotación de muchos hoteleros durante  mas de un lustro y pese a los intentos de reconversión de ultima hora de algunos y la aparición   temporal de otros han terminado por desaparecer sin hacer mucho ruido en el sector salvo alguna excepción.

¿Era viable un modelo de negocio  basado en la uniformidad de tarifa o en saltos de la misma en módulos de  30 euros o 10 euros? Parece evidente que no cuando el cliente podía obtener mejores precios  de forma abierta y directa en  la web.

Con un  importante volumen de negocio como mantenían los principales talonarios y viendo la creciente importancia de la red¿ Por que no apostaron por una adaptación de su negocio a nuevas fórmulas?

¿Deberían algunos actores de nuestro sector empezar a pensar que  esto mismo les puede pasar a ellos?

Sinceramente creo que así es. Muchas de las mayoristas de viaje y agencias no especializadas deben iniciar un camino  en busca de la reconversión de su negocio. Plantearse como hacerlo sostenible  frente a un sector que cambia cada día.

Hay lanzamos unas  de recomendaciones!

  1. Analiza  si eres necesario en el mercado: Muchas veces lo primero que uno debe hacer es ver si aquello que supuso el nacimiento de tu empresa,mantiene su sentido original.
  2. Valora la posibilidad de estar  haciéndolo mal:  Sin duda  hacer una valoración en la que incluyamos la posibilidad de no hacerlo bien o haber perdido frescura es importante.
  3. Analiza  los procesos de tu negocio de forma individualizada. Aprenderás si alguna pata  de tu negocio  falla y lo que supone para el global .
  4. Resume toda la información y comienza a colocar un nuevo puzzle sobre como quieres tu empresa.
  5. Crea un modelo de negocio  “TESTER”   y dáselo ha conocer a algunos clientes
  6.  Recopila  el Feedback y plásmalo junto con tu nueva visión de negocio.
 Seguro que las conclusiones  te ayudan cuando menos a plantearse si el recorrido de tu actual empresa como esta es sostenible  o no y en caso de que determines que debes cambiarla,  contarás  con una información valiosa para iniciar un nuevo camino que no haga que termines como los dinosaurios.

Dan Roam decía que

Quien mejor describe el problema es quien tiene más probabilidades de resolverlo