Luis(lunacandeleda) hacía ayer mención  en uno de los post de la Comunidad Hosteltur al acuerdo de colaboración entre una de las vacas sagradas del  Turismo Rural, la página TOP RURAL y  una de las nuevas plataformas de venta colectiva o venta flash, dicese, LETS BONUS.

Esta noticia   no es más que la suma lógica de lo que sucede en el sector.  La aparición de este tipo de plataformas  hace que buscar un cliente que quiera comprar un servicio  con menos de un 50% de descuento, empiece a ser  de difícil a muy difícil.

La natalidad sin control de este tipo de plataformas de compra colectiva supone un nuevo reto para la comercialización turística, no solo para los propios establecimientos , en este caso los alojamientos rurales, sino para las propias mayoristas de viaje que ven con recelo la aparición de nuevos competidores.

Hagamos historia: ( no tan lejana)

  1. Aparición de ofertas de ultima hora 5-10% de descuento
  2. Aparición de campañas de Venta anticipada: 10% de descuento
  3. Largas estancias: 10-15% descuento
  4. Programas de fidelización 10-15 %
  5. Super campañas  muy puntuales 20%
Hasta  no hace mucho esta podría ser una lista de recursos valida para atraer  a los clientes y usarla en función de las lineas de demanda. Ahora con la aparición de nuevas plataformas lanzar una  SUPER CAMPAÑA con el  20% de descuento  puede resultar  poco o nada atractiva para un cliente acostumbrado a  no menos del  50% de descuento.
Que hacer frente a esta situación es un verdadero problema para los establecimientos turísticos que se debaten entre la necesidad de vender  y la de intentar hacer rentable su negocio.  Supongo que ahora  algunos ” Gurus” del Revenue Managment deben estar pensando en reciclar  los conceptos de  como buscar la mejora en la rentabilidad de los establecimientos.
 Producto, precio, Momento, Cliente y Canal puede conjugarse ahora de formas muy distintas que hacen que la aplicación de las estrategias de Revenue Managment deban ir  muy de la mano del conocimiento de una de las partes de la ecuación: El cliente, tu cliente.
Usando la base  de alguien que si sabe de esto,el amigo Jaime López-Chicheri, intentaré componer la que creo debería ser  la base de un nuevo Revenue managment versión crisis 2.0.
Técnicas de gestión de ingresos que buscan el beneficio tanto del cliente como del hotel  cuyo fin es vender un buen producto ,  en un buen  momento a un precio lógico a tu cliente por canales no descontrolados.
Aún hay algunos profesionales que  dudan sobre  la aparición en escena de un nuevo cliente que  en su momento denomine 3.0. intentando pensar por tanto que lo que antes  valía ahora sigue teniendo la misma vigencia.
La evolución tecnológica y  la de la sociedad en la que uno vivimos  no es la misma que hace  10 años incluso no es la misma que hace 3 años si me apuras no es la misma que hace 1 hora .(seguro que Facebook o Google ya ha cambiado algo más) Es cambiante y con ella se debe  evolucionar.
El sector turístico y su comercialización  no son ajenas a estos movimientos, o evolucionas o cuando quieras subir al tren lo harás en los vagones de cola o en otro tren  que no es el correcto teniendo una repercusión directa en tu negocio.
La comercialización  turística se  va a enfrentar durante los próximos años a una  serie de problemas que tocan prácticamente  a todos los actores :
  • ¿Aguantaran las Agencias de viaje  convencionales la competencia  de las agencias ON LINE?
  •  ¿Permanecerán las Mayoristas  y TTOO sin  reciclarse y dar el salto a la venta directa  al cliente.?
  • ¿Mantendrán los hoteleros la paridad tarifaría ante los canales de venta?
  • ¿Hay clientes para  todas las  nuevas plataformas de venta colectiva? ¿Será alguno capaz de diferenciarse?
  • ¿ Cambiará  la política de promoción turística? ¿ Se buscará el corto o largo plazo en sus estrategias?
  • ¿Será capaz el turismo rural de prescindir de tópicos y convertirse en una referencia para el sector?
Estas y otras muchas preguntas, deberíamos hacernos todos y cada uno de los que formamos este sector  y tener más o menos clara algunas de las respuestas, de lo contrario cuando te subas al tren en Madrid otros estarán ya en la frontera de Irún.