Listas negras de clientes ¿si o no?

¿Que  se supone que un hotelero  debe hacer cuando  supuestamente un cliente ha desvalijado la habitación  o cuando se han convertido en verdaderos profesionales  de la reclamación?

Estoy convencido que tanto hoteleros como  cualquier otra empresa del sector  se ha preguntado  esto en alguna ocasión, pensando en el grado de indefensión en el que en España  uno se encuentra.  ¿Cual es el  límite  del amparo de la ley de  protección de datos en los casos de estos profesionales  del conflicto y la reclamación?

La evolución de muchos  de estos “clientes”  ha llevado a algunos de ellos a convertirse en  expertos  en la reclamación buscando una forma  distinta de viajar  que he venido a llamar el VIAJE POR LA PATI ( vamos  que buscan el coste cero).  Esos viajes se preparan enfocados  de forma premeditada  para que sea un continuo problema.  Un ejemplo   de lo que planteo es  la película Las seductoras  en la que Sigourney Weaver y Jennifer Love Hewitt  viajaban por la Pati ,  usando todo tipo de tretas.

Puede parecer que es un problema menor , pero ciertamente  el coste que un establecimiento/ empresa debe soportar por este tipo de contingencias al final de un año es verdaderamente importante.

No es la primera vez que sale a escena la creación de las LISTAS NEGRAS   de clientes para hoteles y establecimientos turísticos.  La  creación por parte de los hoteleros Británicos  de la  Guestscan , ya quedaba reflejada en un post de   Xabier Canalis   hace  un año y  aunque como el indica ya hay otros países con ideas similares en funcionamiento,  en España continuamos viendo    demasiados problemas en la creación de algo similar.

Por otro lado a la mayoría de los mortales nos suenan  listas como : ASNEF-EQUIFAX  y el RAI. Esas listas en las que uno corre el riesgo de aparecer cuando del otro lado se encuentra alguna entidad bancaria,de telefonía y similares.

Parece que  uno puedo hacer ciertas cosas   en un sector pero ojo con patinar 5 euros en la factura del teléfono que  entonces accederás de inmediato a estos listados que las entidades bancarias si gestionan, teniendo los consiguientes problemas  cuando  uno solicita cualquier tipo de crédito o solicitud bancaria.

Vamos que ellos si trabajan con LISTAS NEGRAS en las que uno patina y esta pintado de momento pero si tu tienes problemas con tu cliente  pues puedes apuntarlo en las partidas de dudoso cobro.

Siempre te queda la esperanza de pensar que con esto de la globalización y viendo lo que habitualmente pasa en la red, lo que apunta en EEUU termina llegando a Europa  y con ello a España. Pues bien si los Británicos y Australianos ya trabajan este tipo de listas los americanos  lo hacen de forma más clara con el lema “déjales fuera antes de que se registren”  y el uso de la Guest Checker.Para aparecer en esta lista americana uno debe saltarse alguno de los 5 niveles establecidos  que pasan desde fumar donde uno no debe hasta  no pagar tu factura.

Lo dicho, este problema debería hacernos reflexionar dentro de nuestro sector en el que habitualmente nos encanta hacer a cada uno la guerra por nuestro lado. Ahora que la crisis  se agudiza y que  la rentabilidad de cada negocio depende del control de  muchas partidas  incluida  la del coste de  este tipo de incidencias , quizá sea el momento de que  algún o algunos valientes den el paso de  instalar algo parecido  en este nuestro país.

Anuncios

5 comentarios en “Listas negras de clientes ¿si o no?

  1. Gracias a los dos por vuestro comentario, creo que es complejo pero que debería iniciarse un camino hacia algo similar, no se si para disuadir a algunos pero cuando menos arrancar el tema.

  2. Me figuro que cuando pasas al ASNEF por una factura de teléfono impagada, será porque en algún lugar de tu contrato de telefonía pone que autorizas a esto en caso de cumplirse x supuestos. Entiendo que con añadir a nuestra cláusula de protección de datos esta salvaguarda, estaríamos cubiertos a la hora de hacer listas de clientes conflictivos. Me parece una excelente idea. Hay muy pocos, pero son una serie de gente que no pueden ser admitidos en los establecimientos porque su comportamiento puede tacharse de una variedad de estafa.

    1. Puede ser una buena opción Sergio y de esta forma podríamos salvaguardarnos de algunos clientes poco deseables. Te adjunto el link del debate suscitado también en la comunidad hosteltur.
      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s