Late Check out Rural

 

Hace unos días Silvia  la propietaria de un precioso negocio Rural me  comentaba   la idea de aplicar en su negocio  el LATE CHECK OUT como valora añadido o como suplemento. Además me contaba los problemas que se encuentra normalmente y es que el cliente  asume  prácticamente que una salida más tarde de lo normal es algo habitual.

Creo que es un buen tema de debate.Como en muchos de los temas que se sitúan en la órbita del Turismo Rural,  el ofrecer un producto distinto parece obligar a asumir  usos distintos por parte  de los consumidores, creo que no se debe caer en ello.

Me explico:

Un cliente  alojado en un hotel de ciudad o de costa asume los horarios de entrada y salida  que mayoritariamente se cifran en las  12:00 Horas.  Es cierto que hay un tiempo  prudencial que el establecimiento suele dejar  en función de factores de ocupación o de disponibilidad de personal de limpieza pero que no exceda de 1 -2 horas.   Los clientes no suelen quedarse de forma unilateral hasta las  21.00 horas ni  se sienten  ofendidos por tener que dejar el hotel a la hora señalada. ¿ deberían sentirse mal  si este mismo uso se aplica en los alojamientos rurales?

Han aflorado en las plazas hoteleras las posibilidades de  contratar tarifas que incluyen el Late check out ( salida más tarde) como valor añadido al precio  o la posibilidad de contratarla con un pequeño plus económico. ¿ NO es aplicable a los alojamientos rurales?

En los dos casos creo que es absolutamente  aplicable e incluso necesario.   Como clientes solemos confundir el termino flexibilidad.

Que  la hora de salida es más flexible en un alojamiento rural puede ser razonable, que  se asuma como algo  normal es perjudicial para el alojamiento y para la oferta de Turismo Rural.

¿QUE HACER?

Creo que lo fundamental es COMUNICARLO AL CLIENTE.  ¿ Como ? En todos aquellos canales  que usemos habitualmente.

El cliente debe saber que el alojamiento cuenta con un horario de entrada desde las  12.00 horas y salidas a las  12.00 horas y que cuenta con la posibilidad de hacer un Late Check out ( Salida más tarde) con un plus de X.

Que luego se lo regale, se lo meta en precio, se lo venda por ser un cliente fiel, por una larga estancia o por lo que sea , es decisión del alojamiento pero el cliente lo conocerá y en su caso se sentirá afortunado por contar con esa posibilidad que de no venderla asi pasara a formar parte de los DERECHOS DE RESERVA, aquellos  que el cliente supone que tiene siempre.

Cuando un cliente llega a un hotel  por trabajo o placer a las 20 horas no se le ocurre  decir que el ha pagado 24 horas de reserva y que se queda hasta las  20 horas del día siguiente,  un alojamiento rural no debe  aceptar ese tipo de imposiciones pero debe INFORMAR claramente  que ese cliente puede entrar en el establecimiento desde las 12: horas .

Abierto queda el debate!

 

 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑